Todo sobre la raza Bullmatian (mezcla de bulldog y dálmata)

¿Te has preguntado alguna vez cómo sería un cruce de Bulldog y Dálmata?

Pues la respuesta es sencilla. Tienen un aspecto adorable, y se llaman Bullmatian.

Los bullmatianos no sólo son mascotas adorables, sino también cariñosos, enérgicos y amistosos.

La popularidad de esta raza ha aumentado a lo largo de los años debido a su aspecto único y su simpática personalidad.

Perfil de la raza Bullmatian Imagen destacada

Este blog abordará todo lo que necesitas saber sobre esta raza canina mixta.

Hablaremos de sus rasgos físicos, temperamento, adiestramiento y necesidades de ejercicio.

Pero antes, hablemos de la historia del Bullmation.

Perro bullmatiano

Historia del Bullmatian

A lo largo de los años, los perros híbridos se han hecho más populares, creando o descubriendo muchas razas nuevas, entre ellas el Bullmatian.

El Bullmatian es una nueva mezcla híbrida entre el Bulldog y el Dálmata descubierta por primera vez en Afganistán.

Pero su historia comenzó con la filiación de la raza.

El Bulldog procedía de Inglaterra en el siglo XVI, donde se utilizaba como cebo para los toros. Sin embargo, una vez prohibida esa práctica, los Bulldogs pasaron a ser perros de compañía.

Por otra parte, se cree que los dálmatas proceden de los romaníes, que tenían perros manchados.

Estos perros eran populares en Inglaterra, donde se criaban para ser perros de carruaje. Se encargaban de despejar el camino antes de que los caballos corrieran junto al carruaje.

Los dálmatas cambiaron de profesión en Estados Unidos.

Estos perros se convirtieron en perros de parque de bomberos, donde corrían con los caballos hasta el incendio, vigilando y custodiando el equipo en las estaciones.

La historia de los bullmatianos sólo tiene unos pocos años a sus espaldas. Pero hoy en día, el Bullmatian es una raza canina de diseño.

Características físicas del Bullmata

Los bullmatianos suelen definirse como perros de tamaño mediano.

Estos hermosos perros suelen pesar entre 4,5 y 6,5 kilos y medir entre 11 y 24 pulgadas.

Como cabría esperar de un perro con mezcla de dálmata, el bullmata tiene un pelaje moteado que es el principal atractivo para la mayoría de la gente.

Estos perros son blancos con manchas que pueden ser negras, marrones, naranjas, leonadas, rojas o atigradas.

Su pelaje es corto y liso. Si te preocupan sus necesidades de aseo, su mantenimiento es relativamente bajo, pero hablaremos del aseo de la raza más adelante.

Temperamento del Bullmata

Los bullmatianos son perros simpáticos y activos. Son mascotas muy cariñosas a las que les encanta seguir a su persona todo el tiempo.

A estos perros les encanta ser el centro de atención de su familia, pero pueden ser un poco más reservados con los extraños.

La personalidad de esta raza está a medio camino entre la del Bulldog y la del Dálmata.

Y ambas razas son conocidas por ser afectuosas y cariñosas, creando con el Bullmata un excelente perro de compañía.

Vivir con un Bullmata

Los bullmatianos son excelentes perros de familia. Son mascotas muy cariñosas que ansían la atención de sus dueños.

Por lo general, estos perros forman un fuerte vínculo con su dueño y con los niños pequeños.

Sin embargo, como propietarios de mascotas, debemos supervisar todas las interacciones entre los niños y el perro, sea cual sea la raza, para evitar daños a ambas partes.

Enseña a los niños a acercarse correctamente a los perros. Diles que nunca les molesten ni intenten quitarles la comida mientras duermen.

Socializar a tu Bullmatian desde pequeño te ayudará a largo plazo, sobre todo si tienes varias mascotas en casa.

Afortunadamente, los Bullmatians también suelen llevarse bien con otras mascotas.

Tampoco se recomienda el Bullmatian a los dueños primerizos, ya que estos perros tienden a ser testarudos a veces.

Raza de perro bullmatian

Adiestramiento y ejercicio

Para adiestrar a un bullmatiano, lo mejor es empezar pronto. El adiestramiento básico en obediencia garantiza que se conviertan en perros adultos bien educados y completos.

Siempre es mejor utilizar métodos de adiestramiento de refuerzo positivo que de miedo. Recuerda que la constancia es la clave del adiestramiento.

No olvides socializar a tu cachorro a una edad temprana. La exposición a diferentes personas, animales y entornos les ayuda a sentirse cómodos y seguros en diferentes situaciones.

Los bullmatians, como los dálmatas, son perros inteligentes que requieren estimulación mental y ejercicio físico. Prueba con juguetes rompecabezas, juegos interactivos y sesiones de adiestramiento para desafiar su cerebro y evitar el aburrimiento.

El aburrimiento en los perros puede conducir a comportamientos destructivos. No te gustaría volver a casa del trabajo con la casa destrozada.

En cuanto al ejercicio, los Bullmatians necesitan al menos 1 ó 2 horas de actividad al día.

Hay muchas formas de ejercitar a un perro. Puedes dar paseos diarios. Intenta dar al menos uno o dos paseos al día.

Las sesiones de juego también pueden ser una forma de ejercitar a tu Bullmatian. Prueba a jugar al tira y afloja, al escondite o a buscarlo.

También puedes inscribir a tu perro para que participe en deportes caninos o quizá en natación.

Cuidado de la salud del Bullmatian

El Bullmatian es generalmente un perro sano con una esperanza de vida de de 8 a 12 años¡!

Desgraciadamente, al igual que otras razas de perros, son susceptibles de padecer ciertas afecciones de salud a las que debes prestar atención.

Si quieres adoptar una nueva mascota, es mejor que busques un criador de confianza. Los criadores de confianza pueden proporcionar certificados sanitarios del cachorro y de sus padres.

Los bullmatians también son propensos a estos problemas de salud debido a las malas prácticas de cría.

Algunas razas son propensas a ciertos problemas de salud genéticos, como la displasia de cadera o las cataratas.

A continuación, hemos reunido algunos problemas de salud a los que son propensos los perros Bullmatian.

Entropión

El entropión es un defecto que se observa a partir de los seis meses de edad. Este problema de salud hace que el párpado se enrolle hacia dentro, irritando o lesionando el globo ocular.

Vigila a tu perro si se frota los ojos, porque esta enfermedad puede afectar a ambos ojos. Afortunadamente, el entropión puede corregirse mediante cirugía.

Luxación rotuliana

La luxación rotuliana se produce cuando la rótula desplaza su alineación fuera del fémur. Al igual que las anteriores, la luxación rotuliana es un trastorno hereditario en perros.

Puede haber niveles altos o bajos de luxación, y cada uno requiere tratamientos diferentes.

Los síntomas pueden incluir saltar y patear la pata. Lo mejor es que te pongas en contacto con el veterinario para que te indique tratamientos, terapias o procedimientos para ayudar a tu Bullmatian con esta afección.

Si a tu mestizo le han diagnosticado luxación rotuliana, no debe criarse nunca más.

Es mejor no transmitir estas condiciones desesperantes a su descendencia.

Sordera

La sordera en los perros puede depender de si se adquiere por traumatismo, infección u otras enfermedades subyacentes, o puede ser congénita.

Aunque no es tan frecuente en otras razas, la sordera es congénita en la raza.

Si el propietario sospecha que su Bullmatian es sordo, debe hacerlo revisar y comprobar por su veterinario.

Allí podrán averiguar si es bilateral o no y el grado de sordera de su perro.

Los perros discapacitados pueden requerir más asistencia, pero no significa que hagan menos por sus dueños.

Es importante cuidar de estas criaturas más que nunca. Para sorpresa de cualquiera, pueden aportar aún más alma a tu vida.

Dermatitis atópica

Dermatitis atópica ocurre cuando el sistema inmunitario de tu mascota reacciona de forma exagerada a un alérgeno transportado por el aire que accede a la piel.

Algunas causas de las alergias son las pulgas y el contacto de la piel con determinadas sustancias, como el polen o el moho.

Aseo

Como hemos dicho antes, los Bullmatians tienen un pelaje corto y liso que requiere relativamente poco mantenimiento.

Tienen una muda moderada, por lo que un cepillado regular es suficiente. Cepilla a tu Bullmatian al menos una o dos veces por semana para eliminar el pelo suelto y la suciedad.

Revísales las orejas regularmente para detectar signos de infección, enrojecimiento o acumulación de cera.

El corte regular de las uñas evita el crecimiento excesivo, las molestias y las posibles lesiones.

Al cortarles las uñas, una buena regla es no dejar nunca que toquen el suelo.

El cuidado dental es crucial para los perros. Una limpieza dental regular es importante para prevenir problemas dentales.

También se recomienda el cepillado diario para evitar la acumulación de sarro y eliminar las bacterias que acechan en el interior de sus bocas.

Cachorro bullmatiano

Preguntas frecuentes

¿Qué es un perro bullmatiano?

Un perro bullmata es el resultado del cruce entre un bulldog y un dálmata.

Estos adorables perros híbridos son de tamaño mediano y viven entre 8 y 12 años.

¿Cuál es el temperamento de un bullmatiano?

La personalidad del bullmatiano será una mezcla del temperamento de sus padres.

Aunque cada perro es único, estos perros suelen ser cariñosos, inteligentes y les encanta pasar tiempo con sus dueños.

¿Son los Bulldogs buenos perros de familia?

Los bulldogs tienen mala fama debido a su carácter testarudo y su fuerte estatura. Pero en realidad son excelentes mascotas para la familia.

Son perros afectuosos y cariñosos con la mayoría de los niños, y ansían la atención de otros miembros de la familia.

Perfil de la raza de perro bullmatiano: Reflexiones finales

El Bullmatian es el adorable resultado de mezclar un Dálmata y un Bulldog. La popularidad de este hermoso híbrido ha crecido con los años.

Estos perros son cariñosos, activos y amistosos. Han heredado muchas de las mejores cualidades de sus padres.

Los bullmatianos son uno de los mejores perros de compañía. Son perros cariñosos y sociables. También se llevan muy bien con los niños y otros animales domésticos.

Si quieres adoptar un cachorro bullmatiano, recuerda que estos perros activos necesitan ejercicio y adiestramiento.

También son propensos a problemas de salud como la luxación rotuliana, el entropión y otros. Por eso, siempre es mejor adoptar uno de un criador acreditado.

Deja un comentario