Todo sobre de la raza de gato Kinkalow

El Kinkalow es una raza de gato poco común, pero absolutamente adorable, que no puede evitar cautivarte. Si nunca has oído hablar del Kinkalow, no es una gran sorpresa. No es muy probable que te encuentres con uno, y mucho menos que sepas cómo son basándote sólo en su nombre. Sin embargo, ahora que conoces a uno, puede que te obsesiones: ¡estos gatos son sencillamente increíbles!

El gato Kinkalow posee algunas de las características más preciosas que se conocen en el mundo felino. Estos gatos miniatura son una mezcla entre el American Curl y Munchkin razas de gatos. Sí, eso significa que tienen pequeñas patitas y orejas enroscadas hacia atrás: dos rasgos conocidos por su adorabilidad única.

El gato Kinkalow no sólo es una rareza a la vista, sino que es extremadamente amistoso, cariñoso y tranquilo, lo que lo convierte en una de las mejores razas de gatos para llevar a tu casa.

Sigue leyendo para saber más sobre el Kinkalow y sus encantadoras costumbres

Gato Kinkalow …de un vistazo
Personalidad Sociable, juguetón, curioso
Esperanza de vida 12-15 años
Peso 1 – 3,5 kg
Abrigo & colores Corto o semilargo; varios colores y dibujos
Nivel de energía Medio
Nivel de afecto Alta
Amabilidad Alta
Nivel de vertido Medio
Aseo obligatorio Medio

Visión general del gato Kinkalow

Gato Kinkalow

El Kinkalow es un gato muy pequeño que es difícil confundir con cualquier otra raza. Si ves uno tumbado, podrías suponer que es un American Curl debido a sus orejas rizadas. Pero en cuanto se ponen de pie y se mueven, sus patas cortas se hacen muy evidentes.

Se cree que este gato debe su nombre a la «curvatura» de sus orejas y a lo «bajas» que están respecto al suelo cuando se mueven. Además de estos dos rasgos distintivos, este gatito tiene muchos atributos positivos.

Peso

Los gatos Kinkalow son pequeños: No sólo una raza de pequeño tamaño, sino realmente una de las más pequeñas. ¿De qué tamaño estamos hablando? Suelen pesar entre 3 y 7 libras. Son como gatitos en taza de té que caben fácilmente en la palma de la mano, sobre todo cuando son bebés. A medida que envejecen, pueden crecer un poco más, pero siguen siendo muy fáciles de manejar.

Longitud

Lo que hace que estos gatos parezcan más grandes de 7 libras es su cuerpo y cola esbeltos y largos. Suelen medir alrededor de 7 pulgadas de alto, y pueden llegar a 10 pulgadas de largo. Cuanto más larga es la cola, más grandes pueden parecer. Esto es especialmente cierto porque sus patas traseras son más altas que las delanteras, lo que las alarga.

Pelaje

El pelaje de un Kinkalow es muy suave y agradable de acariciar. El pelaje puede ir de corto a semilargo y se presenta en una gran variedad de colores y dibujos. Cada Kinalow que encuentres puede tener un aspecto diferente al anterior, pero sus orejas rizadas y sus patas cortas estarán presentes.

Esperanza de vida

Puedes considerar al Kinkalow un gato pequeño pero poderoso. Realizan un excelente trabajo cuidando de sí mismos, a pesar de que su tamaño es la mitad que el de otras razas de gatos domésticos.

Necesitan mucho amor y atención para alcanzar todo su potencial. La mayoría de los gatos Kinkalow viven entre 12 y 15 años cuando reciben los cuidados adecuados. Las visitas frecuentes al veterinario, una buena alimentación y un estilo de vida activo pueden contribuir a alargar su vida.

Historia del gato Kinkalow

gato Kinkalow de esmoquin

El gato Kinkalow es una raza bastante nueva, que no se originó hasta la década de 1990. Ocurrió cuando una criadora estadounidense llamada Terri Harris cruzó un gato Munchkin y un gato American Curl teniendo en cuenta los rasgos que los definían. El objetivo era crear un gato que tuviera tanto las orejas rizadas como las patas cortas, y eso es precisamente lo que consiguió.

Ella y otros criadores trabajaron para ayudar a establecer esta nueva raza, que finalmente fue reconocida oficialmente como un raza experimental. Esto significa que los criadores aún están en proceso de estabilizar las características definitorias de orejas rizadas y patas cortas.

Debido a la novedad de esta raza, hay mucha información que se desconoce sobre ellos, en concreto en relación con su salud genética, su esperanza de vida y su personalidad. Cada gato Kinkalow con el que te encuentres puede tener diferencias distintivas, porque aún no están totalmente establecidas ni reconocidas por las asociaciones felinas.

Características del gato Kinkalow

Gatito Kinkalow

El aspecto del Kinkalow es lo que hace que este gato destaque. Puedes reconocer al instante a los dos gatos que se criaron para crear a este precioso gatito. Sus orejas rizadas son inconfundibles, al igual que sus patas cortas y robustas.

Los Kinkalows suelen tener colas más largas que su cuerpo. Sus patas traseras serán más largas que las delanteras, lo que puede hacer que parezca que están agachados.

El grado de rizado de las orejas de los Kinkalow puede variar. Cuando un gatito Kinkalow nace, sus orejas suelen empezar rectas y, a medida que envejecen, empiezan a curvarse hacia atrás. Alrededor de los cinco meses, es probable que sus orejas hayan terminado de curvarse hacia atrás.

Personalidad y comportamiento

Los Kinkalow no sólo parecen gatitos de toda la vida, sino que también actúan como tales. Bien entrada la vejez, la Kinkalow corretea y muestra comportamientos similares a los de un gatito. Son activos, juguetones, mimosos y simpáticos. Están tan contentos de jugar a buscar contigo como acurrucarse en tu regazo por la noche.

Aunque el Kinkalow sea pequeño, no significa que tenga una personalidad pequeña. Estos gatos son famosos por ser extrovertidos y aventureros. Si pierdes de vista a tu Kinkalow, puede que esté intentando subir al punto más alto de tu casa para ver mejor lo que hay a su alrededor. Tener estructuras de escalada para que se encaramen (y arañen) les ayudarán a satisfacer su necesidad de aventura.

Los Kinkalows son excelentes mascotas familiares porque se llevan bien con todos los miembros de la familia, ya sean niños, otros gatos o perros. Al principio pueden mostrarse tímidos con los extraños, pero enseguida se abren. Prefieren participar en los acontecimientos de la casa y estar cerca de sus dueños. De vez en cuando necesitan independencia, pero eso sólo dura unas horas antes de que vuelvan a intentar subirse a tu regazo.

Cuidar a un gato Kinkalow

Gato Kinkalow con la cola levantada

Los gatos Kinkalow parecen bastante sanos, pero al ser una raza tan nueva, aún se desconocen ciertos riesgos relacionados con la salud. Son gatos activos que requieren una atención constante, pero sus necesidades de cuidados son, en general, fáciles de mantener. Con revisiones regulares en el veterinario, cualquier cambio en su salud y comportamiento debería ser reconocible.

Aseo

A la hora de acicalarse, los Kinkalow se mantienen limpios bastante bien. Su pelaje puede variar en longitud, lo que significa que la cantidad de pelo que suelta tu Kinkalow puede variar. Como mínimo, habrá que cepillarlos semanalmente, y en el caso de los gatos con pelaje más largo, un par de veces a la semana puede ayudar a desenredar los nudos.

El cuidado de las orejas de los Kinkalows es vital porque su cartílago es muy delicado, y es más probable que se produzcan infecciones. No intentes forzar la oreja de una forma determinada, ya que puedes dañar el cartílago, pero mantener sus orejas limpias puede ayudar a prevenir las infecciones. También deberás estar al día de la limpieza de sus dientes para prevenir la enfermedad periodontal, y mantenerle las uñas cortadas.

Los Kinkalows no son muy exigentes, pero prefieren un lugar limpio para hacer sus necesidades. Proporcionarles un caja de arena autolimpiable para tus gatos puede ser muy útil, sobre todo si tienes más de un felino en casa. Los gatos prefieren utilizar cajas de arena limpias; si tu felino hace sus necesidades de forma inadecuada, la culpa puede ser de una caja de arena sucia.

Cuestiones relacionadas con la salud

El principal problema del Kinkalow es que sus orejas son más propensas a las infecciones. Debido al rizo, están más expuestas y es más probable que se les acumule cera. Limpiarlos con frecuencia y hablar con tu veterinario sobre cualquier preocupación que puedas tener puede ayudar a mantener los oídos de tu Kinkalow en plena forma.

Los gatos Munchkin pueden ser propensos a problemas con la columna vertebral y las articulaciones como consecuencia de sus patas cortas y cuerpo largo. Es importante que vigiles a tu gato y estés atento a cualquier cambio de comportamiento.

Adoptar un Kinkalow

No es frecuente encontrar gatos Kinkalow, pero si se presenta la oportunidad de adoptar uno, deberías hacerlo. Son gatos dulces y cariñosos que se convertirán en un miembro básico de tu familia. No sólo son extrovertidos y agradables, sino que también son familiares y muy adaptables.

Son un gran compañero para tu hogar y te sorprenderán por lo enérgicos que son.

Fuentes:

Fotos: © Kirimiti / CC-BY-SA-3.0

Deja un comentario